COP 27: ¿Qué ocurrió durante la primera semana?

COP 27: ¿Qué ocurrió durante la primera semana?

Las conversaciones en la cumbre que se lleva a cabo en Sharm El-Sheikh (Egipto) están marcadas por el desacuerdo sobre la falta de financiación climática de los países desarrollados a los países en desarrollo.

Corresponsal: Alberto Ñiquen

Las conversaciones en la cumbre que se lleva a cabo en Sharm El-Sheikh (Egipto) están marcadas por el desacuerdo sobre la falta de financiación climática de los países desarrollados a los países en desarrollo.

La primera semana de la COP 27

La inauguración de la COP 27 el domingo 6 de noviembre demoró más de lo habitual como consecuencia de un debate –en último momento– en torno de un tema adicional en la agenda de la cumbre: el tan importante tema de pérdidas y daños, que finalmente fue incluido y muy bien recibido por los representantes de los países vulnerables que se han dado cita en Sharm El-Sheikh (Egipto) y los de las organizaciones ambientalistas.

Sobre este tema hay esperanza a la vez que incertidumbre tras los primeros días de las negociaciones climáticas. Se espera que todo sea más claro la siguiente semana. 

El viernes fue un día extenso para los negociadores. Ese día se conocieron nuevos borradores, y, como es habitual, con mucho texto entre corchetes, pues en estas negociaciones suele haber propuestas en las que no todos están de acuerdo. Todos los primeros sábados son importantes, ya que están dedicados a analizar lo avanzado hasta entonces.

Es la previa a la llegada de los ministros y algunos otros líderes a partir de mañana lunes 14 de noviembre. Además, ese día también fue el de la manifestación civil, pero a diferencia de anteriores que han albergado a cientos de miles de personas en las principales calles de la ciudad donde se desarrollaba la cumbre, esta vez fue en las vías internas de la COP 27

Las COP logran portadas de los medios de comunicación globales durante sus primeros días, cuando los líderes mundiales declaran sus intenciones climáticas y hacen anuncios para la tribuna.

De hecho, António Guterres, secretario general de la ONU, alertó desde el inicio de la cumbre que es necesario actuar y dejar de lado promesas vacías. Por su parte, Al Gore, exvicepresidente de Estados Unidos, hizo hincapié en el riesgo de la credibilidad de los líderes mundiales dada la brecha entre sus discursos y acciones.

Una de las voces que captó la atención de los medios fue la de Mia Mottley, primera ministra de Barbados, cuyo país se ve cada vez más afectado por fenómenos meteorológicos extremos, quien criticó a las naciones industrializadas por fallar al mundo en desarrollo. Como era de esperarse, hubo protagonismo de los gobernantes africanos, muy poca presencia latinoamericana y la que hubo estuvo marcada por los presidentes Gustavo Petro, de Colombia, y Nicolás Maduro, de Venezuela, aunque sí muchos funcionarios de los ministerios de Ambiente.

Foto: Kiara Worth

Pérdidas y daños

Tras 40 horas de debate la Convención incluyó oficialmente este tema en la agenda provisional de estas negociaciones. Una buena señal, sin duda, pero no hay que celebrar antes de tiempo. Es un tema complejo y necesario, demandado sobre todo por los países más vulnerables a la crisis climática, y en esta COP está en boca de todos, de negociadores y de la sociedad civil; de hecho es lo más evidente si uno quiere ejemplificar lo que no se ha hecho durante años para enfrentar las consecuencias de la emergencia climática que vive el planeta. Al otro lado, están los países poderosos, unos más ricos que otros, grandes emisores, que han evadido el tema negociación tras negociación. Estados Unidos es uno de ellos. Joe Biden, su presidente, llegó a la COP este viernes y en su primer discurso fue ambiguo; dijo que su país iba a apoyar la protección de los países vulnerables de las pérdidas relacionadas con el clima y responder rápidamente a los daños relacionados con el clima.

Bosques y clima

Durante el segundo día de la COP 27, se presentó la Alianza de Bosques y Líderes Climáticos. Una actualización de la declaración que 140 países firmaron por los bosques en la COP 26, de Glasgow, en noviembre de 2021. La principal diferencia de esta alianza respecto de la del año pasado es que se convertirá en un grupo de reunión una vez al año y de que hay un compromiso de accountability para lograr el objetivo de que la deforestación frene para 2030. Colombia, Costa Rica y Ecuador figuran entre quienes firmaron. Argentina, Paraguay, Perú y Brasil no son miembros.

Y ya que mencionamos países latinoamericanos, hay que señalar que representantes de esta región se han manifestado a favor de actuar como bloque, tal como lo hacen los países africanos. Uno de los primeros pasos lo dieron los países de la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) al presentar una posición común en la necesidad de recibir financiamiento para acelerar la acción climática en sus territorios. El documento incluye el pedido de cumplimiento de las promesas financieras hechas.  

Foto: Kiara Worth

Financiamiento climático

El financiamiento climático es uno de los grandes ejes de discusión en las COPs (así en esta como en todas), y los compromisos no cumplidos de los países desarrollados de no aportar esos fondos, uno de los reclamos que más se escuchan. Mia Mottley estuvo entre quienes levantaron la voz sobre este tema. La Jefa de Estado de Barbados incluso sugirió un impuesto del 10% a los productores de gas y petróleo para abastecer esos flujos. “¿Cómo es posible que las empresas obtengan US$200.000 millones de beneficios en los últimos tres meses y no esperen aportar al menos 10 céntimos de cada dólar de beneficios a un fondo de pérdidas y daños?”, se preguntó.

Si quieres saber más sobre la primera semana de la COP27, checa la entrevista que Alberto Ñiquen, periodista ambiental de Perú, le hizo a la periodista argentina Pilar Assefh, quien está en Egipto haciendo cobertura para ‘Periodistas por el Planeta’.