Las turbinas eólicas y los pájaros sí pueden convivir

Foto por Niclas Dehmel / Unsplash

A varias personas les preocupa que las turbinas de viento lastimen a las aves, y eso es comprensible. Pero la vida silvestre y los parques eólicos pueden convivir pacíficamente.

Esto es lo que mucha gente no sabe: el impacto general de la energía eólica en las aves es bajo en comparación con otras causas relacionadas con los humanos, como los edificios altos o el tráfico.

De hecho, si se comparan las muertes de vida silvestre con las fuentes de energía, los estudios muestran que las industrias del petróleo, el gas y el carbón representan muchas más muertes de aves que la energía eólica.

DESCÚBRELO

El cambio climático (impulsado por la industria de los combustibles fósiles) representa una enorme amenaza para las aves. Debido al cambio climático, “los rangos de encogimiento y desplazamiento podrían poner en peligro a casi la mitad de las aves de Estados Unidos en este siglo”, según un estudio realizado por la National Audubon Society.

La nueva tecnología está haciendo que los parques eólicos sean más seguros para las aves todo el tiempo. Los investigadores están desarrollando un sistema donde «las torres de antena exploran continuamente las frecuencias de radio de las aves».

Si un pájaro se acerca demasiado a una turbina, los monitores del sistema recomiendan que el operador apague la turbina temporalmente.

Ahora no hay que elegir entre proteger la vida silvestre y aprovechar la energía eólica, ¡se pueden tener ambas!

Artículo original de The Climate Reality Project con la colaboración de Futuro Verde en la traducción.