Mejorar la calidad del aire es también combatir al cambio climático

Artículo escrito por Mónica Valtierra

La contaminación de aire es causada por una gran concentración de partículas y gases químicos que se vinculan con mala visibilidad, amenazas a la salud y hasta olores poco comunes en un ambiente en condiciones sanas. Entender a grandes rasgos qué son, de dónde provienen y cómo impactan estos compuestos en los seres humanos y en la naturaleza puede contribuir a tomar acciones específicas para que la atmósfera retome su equilibrio y así tener una mejor calidad de vida.

Los agentes contaminantes pueden dividirse en contaminantes criterio y en gases de efecto invernadero (GEI). La primera clasificación se basa en que los contaminantes criterio impactan de manera directa en la salud humana y en el equilibrio de los ecosistemas; mientras que los GEI, además de lo anterior, también tienen un alcance en el calentamiento global y en el cambio climático.

Es importante mencionar que algunos de estos contaminantes pueden entrar en ambas clasificaciones, como el ozono, el carbono negro y los hidroflourocarbonos, y si a estos agregamos el metano, se conforman lo que se conoce como contaminantes climáticos de vida corta (CCVC), que tienen menor permanencia en la atmósfera, pero calientan nuestro planeta hasta miles de veces más que el dióxido de carbono.

La siguiente tabla define cuáles son los principales contaminantes a los que se refiere éste texto, así como sus fuentes e impactos:

Contaminante

Fuentes principales de emisión

Impactos

Contaminantes criterio Material particulado
(PM
10 y PM2.5)
Tráfico y transporte

Calefacción y estufas

Incendios forestales

Producción ladrillera

Producción de gas y petróleo

Salud: Al ser respiradas, pueden adherirse a los pulmones, siendo las más peligrosas las PM2.5, ya que atraviesan los alvéolos y entran al sistema cardiovascular.

Ecosistemas: Pueden caer en cuerpos de agua y contaminar lagos y ríos, generando exceso de nutrientes y químicos (eutrofización) que contaminan el suelo.

Clima: Produce desequilibrios en precipitaciones, impide la formación de nubes y la reflexión de radiación.

Monóxido de carbono
(CO)
Tráfico y transporte

Incineradores para generación eléctrica

Sistemas de calefacción
Estufas de gas

Salud: Impide el paso de oxígeno a la sangre. En grandes concentraciones puede causar la muerte y daños neurológicos.
Ecosistemas:
Es precursor del ozono troposférico.
Clima:
Contribuye a la formación de gases de efecto invernadero.
Compuestos orgánicos volátiles
(COV)
Tráfico y transporte

Solventes y aerosoles

Productos de limpieza

Producción de bebidas fermentadas

Salud: Su composición química varía, pero todos los COV tienen niveles de toxicidad que pueden generar padecimientos respiratorios e incluso, cáncer.

Ecosistemas: Son precursores del ozono troposférico.

Clima: Contribuyen a la formación de gases de efecto invernadero.

Dióxido de azufre y óxidos nitrosos
(SO y NOx)
Tráfico y transporte

Calefacción y estufas

Incendios forestales

Producción ladrillera

Producción de gas y petróleo

Salud:  Causan enfermedades respiratorias y cardiovasculares; además de ser parte del material particulado.

Ecosistemas: son precursores del ozono troposférico, causan lluvia ácida y generan exceso de nutrientes y químicos (eutrofización) que contaminan el agua y el suelo.

Clima: Intensifican la radioactividad negativa y el calentamiento global.

Gases de efecto invernadero Metano Producción de gas y petróleo

Actividades ganaderas

Rellenos sanitarios y tratamiento de aguas residuales

Tiempo de vida: 10 años

Salud: Es precursor del ozono troposférico.

Ecosistemas: Obstruye el metabolismo de las plantas.

Clima: Es el segundo contaminante climático con mayor impacto después del CO2.

Contaminantes climáticos de vida corta y gases de efecto invernadero Ozono troposférico
(O
3)
Tráfico y transporte

Calefacción y estufas

Incendios forestales

Producción ladrillera

Producción de gas y petróleo

Tiempo de vida: 1 mes

Salud: Provoca enfermedades respiratorias y cardiovasculares.

Ecosistemas: Obstruye el metabolismo de las plantas y su capacidad de retener carbono.

Clima: Es un gas de efecto invernadero formado por reacciones entre el metano, el óxido nitroso, el monóxido de carbono y los compuestos orgánicos volátiles.

Carbono negro Tráfico y transporte

Calefacción y estufas

Incendios forestales

Producción ladrillera

Producción de gas y petróleo

Tiempo de vida: días

Salud: Causante de enfermedades respiratorias y carcinógenas.

Ecosistemas: Impiden la reflexión del sol en las nubes y su formación, por lo que irrumpen ciclos de lluvia esenciales para la vegetación.

Clima: Calienta los niveles bajos de la atmósfera, produce cambios en precipitaciones y deshielo.

Hidroflourocarbonos (HFC) Sistemas de aire acondicionado y refrigeración

Espuma soplada

Solventes

Tiempo de vida: de meses a décadas.

Salud: Deterioran la capa de ozono lo que incrementa los niveles de radiación de rayos ultravioleta que provocan cáncer en la piel.

Ecosistemas: Su emisión en sí misma no causa impactos; sin embargo, su potencial para contribuir con el calentamiento global es hasta miles de veces mayor que otros Gases de Efecto Invernadero.

Clima: Es un importante forzador climático.

Impactos sociales, ambientales y económicos de la contaminación del aire

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la contaminación del aire representa un riesgo para la salud ya que puede provocar y agravar padecimientos cerebrovasculares, respiratorias y cardiovasculares. Incluso, estima que la polución atmosférica provoca más de 4 millones de muertes prematuras en el mundo, principalmente en países en vías de desarrollo (OMS, s.f.).

Por su parte, el Banco Mundial calcula el número de muertes en 5.5 millones, lo que estima en un costo de 225 mil millones de dólares a nivel global por pérdida de fuerza laboral, y la considera como uno de los factores que impactan en la economía nacional, regional y global, la muerte de cultivos en el campo y la pérdida de competitividad urbana en las ciudades (BM, IHME, 2016).

Además, la relación entre estos contaminantes y el cambio climático produce fenómenos climáticos extremos que incrementan las concentraciones de contaminantes en la atmósfera. Por ejemplo, al acrecentar la liberación de polen, la formación de moho con microorganismos que se incorporan a la atmósfera y al favorecer la entrada de rayos ultravioleta (Ginty, 2017).

Para mitigar la emisión de contaminantes es necesario contar con información científica sólida sobre sus niveles máximos permisibles en la atmósfera para que no signifiquen una amenaza a la salud, y contar con sistemas de monitoreo eficientes que permitan establecer marcos de actuación para prevenir y contrarrestar su presencia en el aire. Al respecto, existen diversas directrices, guías y normas a nivel mundial que clasifican los contaminantes de acuerdo a su impacto, volumen de emisión, así como el potencial que tienen para acelerar el calentamiento global.

Soluciones concretas para mejorar la calidad del aire

Existen numerosos esfuerzos internacionales para prevenir la contaminación atmosférica y contribuir al combate del cambio climático, algunos de ellos son:

Instrumento Descripción
Protocolo de Montreal Parte del Convenio de Viena sobre la protección de la capa de ozono, su objetivo es diseñar medidas para controlar la producción y consumo que agotan la capa. Primordialmente se ha convertido en un referente para la disminución de emisiones de Clorofluorocarbonos e Hidroflurocarbonos.
Protocolo de Gotemburgo Su objetivo es acabar con la acidificación, eutrofización y ozono troposférico al establecer topes de emisión de óxidos nitrosos,  materia orgánica volátil y amonio. En 2007, se actualizaron sus metas para 2020 y se incluyeron a los CCVC.
Convenio sobre la contaminación atmosférica transfronteriza a gran distancia Es un compromiso entre sus partes para limitar y reducir la contaminación atmosférica por medio de políticas y estrategias que incluyen la consulta, el monitoreo, la investigación y el intercambio de información.
Climate and Clean Air Coalition Es una alianza voluntaria entre gobiernos, organizaciones no gubernamentales, instituciones privadas y científicas y la sociedad civil organizada para proteger el clima y mejorar la calidad del aire con acciones específicas para reducir los CCVC.
Enmienda de Kigali Es un agregado al Protocolo de Montreal, su meta es evitar el aumento de hasta 0.4°C de la temperatura global para finales de siglo con base en la reducción del consumo y la producción de Hidroflurocarbonos.

También existen acciones individuales y colectivas que cada uno de nosotros puede realizar e impulsar con el objetivo de mejorar la calidad del aire en nuestra región y mitigar los efectos del cambio climático se encuentran las siguientes:

  1. Elige modos de transporte más limpios como caminar, trasladarse en bicicleta, transporte público masivo o, en última instancia y si es posible, en vehículos eléctricos.
  2. Investiga si tu localidad o ciudad cuenta con sistemas de monitoreo, programas para la mejora de la calidad del aire y protocolos de acción ante la presencia de altas concentraciones de contaminantes en la atmósfera.
    1. En caso de que si existan estas herramientas, revisa constantemente la calidad del aire y las recomendaciones emitidas.
    2. En caso de que no existan o sean poco efectivas, propón a tu gobierno local el diseño de normativas que protejan la salud ambiental y humana ante la presencia de contaminantes atmosféricos.
  3. Comparte información veraz sobre la calidad del aire y sus contaminantes con tu familia, amigos y compañeros de trabajo.
  4. Invita a más personas a sumarse para mejorar la calidad del aire en tu comunidad.

Referencias: