Día Mundial del Agua: una cuestión urgente para nuestra generación

Día Mundial del Agua: una cuestión urgente para nuestra generación

El 22 de marzo es el Día Mundial del Agua y, de acuerdo con la OMS, cada año mueren alrededor de 485.000 personas por diarrea relacionada con el agua insalubre, saneamiento e higiene deficiente.

La Conferencia del Agua, que se lleva a cabo en New York, es uno de los eventos más importantes para nuestra generación. La crisis mundial del agua es un hecho actual. 

Por esta y otras razones es fundamental decidir sobre una acción concertada para cumplir con los compromisos internacionales por lo que en este artículo, exploraremos el valor del agua, el derecho al agua y cómo podemos tomar acción.

¿CUÁNTO VALE EL AGUA?

El agua es uno de los recursos más importantes y valiosos que tenemos en nuestro planeta. Sin embargo, en muchos casos, no se le da el valor que merece. A menudo, el agua se considera un recurso gratuito y se utiliza de manera irresponsable.

Sin embargo el agua tiene un valor real. Si bien es cierto que el agua es un recurso renovable, el agua no se trata adecuadamente y se contamina indistintamente a causa de nuestra irresponsabilidad, lo que ocasiona que la disponibilidad de este recurso necesario para la vida disminuya de manera acelerada.

Planta de tratamiento de agua.

EL DERECHO AL AGUA

El acceso al agua potable y saneamiento es un derecho humano básico reconocido por las Naciones Unidas. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos para garantizar este derecho, muchas personas en todo el mundo todavía carecen de acceso a agua potable y saneamiento.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), una cuarta parte de la población mundial (2000 millones de personas) utilizan fuentes de agua potable no seguras. La mitad de la humanidad (3600 millones de personas) vive sin un saneamiento gestionado de forma segura. Y 1 de cada 3 personas (2300 millones) carece de instalaciones básicas para lavarse las manos en el hogar

Estas cifras demuestran que millones de personas en todo el mundo aún no tienen acceso a agua potable y saneamiento adecuados, lo que aumenta el riesgo de enfermedad y mortalidad.

La falta de acceso a agua potable segura y saneamiento afecta el bienestar y  la salud de las personas provocando enfermedades como: deshidratación, diarrea, cólera, fiebre tifoidea, hepatitis A e incluso poliomielitis, padecimientos que suelen agravarse en niños pequeños y personas con sistemas inmunológicos debilitados. 

De acuerdo con la OMS, cada año mueren alrededor de 485.000 personas por diarrea relacionada con el agua insalubre, saneamiento e higiene deficiente.

Niños se alegran con la instalación de una tubería de agua potable en su hogar.

TOMA ACCIÓN

El acceso al agua no sólo es importante para la salud y el bienestar de las personas, también es un compromiso esencial para el desarrollo sostenible.

Todos podemos contribuir en el cuidado  y gestión del agua: a nivel individual podemos tomar acción reduciendo nuestro consumo diario y no contaminando los recursos hídricos; a nivel empresarial se debe implementar infraestructuras que prioricen el uso de agua tratada, ahorrar agua y optar por energías renovables; y a nivel gobierno, se debe  salvaguardar el acceso seguro y equitativo del agua, recuperar y proteger ecosistemas de agua dulce e incitar a las empresas en mejorar la gestión y uso del agua.

OTRAS MEDIDAS PARA PROTEGER EL AGUA:

Utiliza productos respetuosos con el medio ambiente: Muchos productos que utilizamos en nuestro hogar pueden ser dañinos para el medio ambiente y el agua. Utiliza productos que sean respetuosos con el medio ambiente y el agua.

Apoya iniciativas locales: Las iniciativas locales pueden ser una forma importante de proteger el agua y garantizar el acceso a agua potable segura y saneamiento. Apoya estas iniciativas y únete a ellas si es posible.

Conoce tus derechos: Es importante que conozcas tus derechos en cuanto al acceso al agua potable y saneamiento. Infórmate sobre las leyes y regulaciones en tu área y asegúrate de que se cumplan.

Haz que tu voz se escuche: Habla con tus amigos, familiares y vecinos sobre la importancia de cuidar el agua.