LA COP25 LLEGÓ A SU FIN, ¿QUÉ SIGUE AHORA?

Foto por UNFCCC

La 25° Conferencia de las Partes sobre el cambio climático (COP25) se llevó a cabo con grandes expectativas y en medio de un contexto social sin precedentes liderado por los jóvenes y los niños del mundo; durante todo el año, millones de personas salieron a las calles para exigir a sus gobiernos acción climática concreta y ambiciosa que nos permita limitar el aumento de la temperatura global por debajo de los 1.5°C.

 

Así, el 2 de diciembre de 2019 actores gubernamentales, asociaciones civiles, empresas e individuos se dieron lugar en Madrid para tratar de llegar a acuerdos y generar acciones colectivas para combatir al cambio climático, que además favorecieran un aumento radical en las metas de reducción de emisiones que los países deben ofrecer en 2020, durante la COP26, y que marcarán la acción climática durante los siguientes 5 años. Sin embargo, dos semanas después, el resultado de estas discusiones se ha quedado corto y ha sido incluso, decepcionante.

 

En general, los países no presentaron señales de que el próximo año tengan la intención de incrementar sus metas de reducción de emisiones en línea con lo que la urgencia de la crisis climática demanda. De igual forma, los actores que más contaminan – países desarrollados y empresas –, siguen con narrativas que delatan sus intenciones de continuar con la extracción y el consumo desmedido, así como una clara falta de responsabilidad con los ecosistemas, las comunidades originarias y los grupos vulnerables al cambio climático.

 

Esta falta de responsabilidad incluye un claro desinterés por integrar a las reglas del Acuerdo de París principios que garanticen los derechos humanos, tema que fue constante durante las negociaciones. De igual forma, los actores que deberían hacerse responsables del financiamiento necesario para la implementación de acciones brillaron por su falta de propuestas o por sus discursos engañosos en los que se niegan a pagar el precio justo por contaminar.

 

Al llegar a la COP25, teníamos la idea de que el momentum para la acción climática era sólido, no obstante, el resultado de las negociaciones nos demuestra que aún tenemos un largo camino que recorrer en la búsqueda e implementación de soluciones para combatir al cambio climático. Aún estamos a tiempo, necesitamos que empresas, gobiernos y grupos de la sociedad civil se unan categóricamente a la lucha contra el cambio climático y aumenten su ambición para 2020, y para lograrlo, debemos continuar alzando nuestras voces para transmitir la urgencia y acelerar los enormes beneficios de la acción climática.

 

The Climate Reality Project tiene muy claro este objetivo, por lo que te invita a sumarte a sus actividades e iniciativas de educar, informar, participar y construir juntos y juntas las soluciones que el planeta necesita.

 

¡ÚNETE! SÍGUENOS EN REDES SOCIALES Y SE PARTE DE ESTE MOVIMIENTO GLOBAL FRENTE A LA EMERGENCIA CLIMÁTICA. EJERCE TU PODER, UTILIZA TU VOZ, EXIGE AMBICIÓN CLIMÁTICA. HOY MÁS QUE NUNCA, EL MUNDO TE NECESITA.