Generación de energía limpia y renovable para combatir al cambio climático (Parte I) – Generación a gran escala

Artículo escrito por Mónica Valtierra

Hoy en día, para la gran mayoría de las personas, es difícil imaginar un día sin usar su celular, tal vez sin prender una computadora, ver la televisión o incluso, no tener luz para leer o buscar algún objeto durante la noche. Todas estas y más actividades se llevan a cabo gracias a la energía y a su transformación en electricidad, pero ¿te has preguntado qué sucede detrás de un interruptor para que tú puedas realizar tus actividades diarias con esa electricidad?

En México existe un sistema interconectado que permite transmitir la energía desde donde se genera hasta tu hogar, tu oficina, la calle, etc. A este sistema se le conoce como Sistema Eléctrico Nacional (SEN). El proceso inicia con la transformación de recursos naturales como hidrocarburos, sol, agua y aire desde Centrales Eléctricas que luego transportar esa energía para que finalmente se distribuya a su consumidor final.

Particularmente, la generación puede llevarse a cabo por centrales que son parte de CFE o por Productores Independientes de Energía (PIE), éstos últimos pueden ser grandes o pequeños generadores dependiendo de la capacidad de producción que tenga, si esta rebasa los 0.5 MWh, entonces son generadores a gran escala.

Tecnologías para la generación de electricidad

Respecto a de qué manera se produce esa energía, en 2018 la gran mayoría provino de centrales de ciclo combinado (aquellas que funcionan con gas natural y vapor de agua) con 51% del total, sin embargo, este tipo de centrales no se consideren limpias ya que emiten hasta dos veces más que otras tecnologías como la solar, eólica, geotérmica. La siguiente gráfica muestra en qué porcentaje se genera la energía del país.

Gráfica 1. Energía producida en 2018 por tipo de tecnología

Fuente: PRODESEN 2019-2033.

 

Costos económicos y ambientales de seguir produciendo energía como lo hemos hecho hasta ahora

 

Como se observa en la gráfica, sólo 23% de la electricidad en México proviene de fuentes limpias, entender esto es muy importante en dos sentidos: 1) porque la forma de producción esta ligada con el desarrollo sustentable y la mitigación de emisiones de gases de efecto invernadero y, 2) por los costos asociados a la producción tanto para los dueños de las centrales (gobierno y privados) como para el consumidor final (hogares, oficinas, comercios, escuelas).

Respecto a el costo de producción, existe una forma de determinar qué tipo de electricidad es más barata de generar considerando los costos de inversión inicial, operación y mantenimiento de una central. Estos costos se suman y se dividen entre el total de energía que esa central producirá en toda su vida. A este proceso aritmético se le conoce como costos nivelados. Al respecto, con datos del PRODESEN 2018-2032, es posible decir que es mucho más barato producir energía con granjas solares que con centrales de ciclo combinado que actualmente producen la mitad de la electricidad mexicana.

 

Ilustración 1. Costos nivelados de energía en México

Fuente: Elaboración propia con datos del PRODESEN 2018-2032.

 

El bajo costo en la producción de energía solar responde también a una tendencia global en invertir recursos para investigar e innovar en la creación de tecnologías para aprovechamiento de recursos renovables debido a que, los recursos renovables garantizan la producción a largo plazo y a que esta tecnologías contribuyen a combatir el cambio climático pues son más limpias.

En un reporte elaborado por la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) en 2015, se apunta que, si México acelera su generación de energía por medio de renovables para 2030, podría ahorrar hasta 7.2 dólares por MWh generado por medio de tecnologías convencionales[1]. Otra ventaja económica de invertir en renovables es que permite diversificar las fuentes generadoras de energía, lo que haría al país menos dependiente de los combustibles fósiles cuya extracción es costosa y además muy contaminante. De hecho, el mismo estudio de IRENA, calcula que incrementar la producción energía renovable puede reducir la demanda de carbón en 62%, la de gas natural en 21% y la de petróleo en 6%.

 

Otro estudio sobre la misma temática, realizado por el Wilson Center aborda el potencial nacional para aprovechar fuentes de energía renovables, específicamente para energía solar apunta que México tiene una posición geográfica ideal para aprovechar la radiación del sol que va de un rango de 5 a 6 KWh por metro cuadrado. Este dato es de gran relevancia si se toma en cuenta que la radiación promedio de Leipzig, la ciudad con más granjas solares del mundo es de tan solo 2.7 KWh. Es decir, México tiene un potencial de aprovechamiento de rayos solares de más del doble que una de las principales de producción de electricidad solar.

Para que la transición energética hacia tecnologías limpias y renovables sea una realidad, además de la inversión en investigación y desarrollo, es necesario que exista un panorama político ideal que impulse esa transición, ese panorama en México incluye dar continuidad a la Reforma Energética para favorecer la inversión energías limpias y renovables, garantizar la transparencia en los procesos de licitación, construcción y generación de electricidad, incluir a las comunidades locales donde se instalen centrales y respetar los derechos humanos, flexibilizar los procesos que se llevan a cabo dentro del SEN y finalmente, alinear los objetivos de energía con las metas nacionales de reducción de emisiones y combate al cambio climático.

 

¿Qué puedes hacer tú?

  1. Infórmate más sobre los beneficios, tendencias y el vínculo de las energías renovables para combatir el cambio climático, te recomendamos que visites la página de la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) (sitio en inglés).
  2. Para dar seguimiento a todo lo que sucede sobre el tema en México, visita la página de la Plataforma México, Clima y Energía, que funciona como mesa de diálogo para un futuro energético sustentable.
  3. ¡Participa! Puede ser en consultas ciudadanas, en movilizaciones como FridaysForFuture o expresa tu opinión sobre la necesidad de transitar a una industria de generación de energía más limpia con tus grupos sociales cercanos o en redes.

 

Comparte el siguiente mensaje para que más personas aprendan sobre el tema: México necesita seguridad energética que sea limpia, renovable y sustentable #energíaVScambioclimático

 

Fuentes:

IRENA (Agencia Internacional de Energías Renovables) (2015). Renewable Energy Prospects: Mexico, REmap 2030 analysis. Obtenido de file:///C:/Users/M_valt/Downloads/IRENA_REmap_Mexico_report_2015.pdf

RENA (Agencia Internacional de Energías Renovables) (2017). REpensando la Energía 2017. Obtenido de https://www.irena.org/-/media/Files/IRENA/Agency/Publication/2017/Jan/IRENA_REthinking_2017_Summary_ESP.PDF?la=en&hash=8D28A5D7C7F8BA3234FA1384A96976807EFE1CD6

SENER (Secretaría de Energía). (09 de febrero de 2018). Acuerdo por el que se emite el Manual para la Interconexión de Centrales Eléctricas y Conexión de Centros de Carga. Obtenido de Diario Oficial de la Federación: http://dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5512744&fecha=09/02/2018

SENER (Secretaría de Energía) (2018). Programa de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional (PRODESEN) 2018-2032. Obtenido de https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/331770/PRODESEN-2018-2032-definitiva.pdf

SENER (Secretaría de Energía).(2019). Programa de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional (PRODESEN) 2019-2033. Obtenido de https://www.gob.mx/sener/documentos/prodesen-2019-2033

Viscidi, L. (mayo de 2018). Mexico’s Renewable Energy Future. Obtenido de Wilson Center: https://www.wilsoncenter.org/sites/default/files/mexico_renewable_energy_future_0.pdf

 

[1] Termoeléctricas de gas natural, carbón, combustóleo, carboeléctricas, entre otras tecnologías no renovables y que generan emisiones.