Emisiones de metano y su importancia para enfrentar la crisis climática

Artículo escrito por Mónica Valtierra 

Foto por Diana Parkhouse/Unsplash

Cuando hablamos de cambio climático y gases de efecto invernadero, probablemente una de las primeras cosas que tu cabeza piensa es en CO2 o dióxido de carbono, uno de los principales responsables del calentamiento global por la cantidad excesiva que emitimos los seres humanos a la atmósfera debido nuestras actividades diarias que requieren el uso de combustibles fósiles. Sin embargo, hay otro gran enemigo en el combate al cambio climático: el metano.

 

El metano es un gas de efecto invernadero (GEI) y también un contaminante climático de corta vida, pues dura menos tiempo en la atmósfera que el CO2 pero es 28 veces más potente para calentar la atmósfera. Esto significa que, el metano genera calentamiento global mucho más rápido que muchos otros GEI, incluido el CO2. De hecho, se estima que cerca del 25% del calentamiento global es causado por las emisiones de metano a la atmósfera. Esto ha convertido al metano en el segundo gas clave para combatir efectivamente al cambio climático.

 

Las fuentes de emisiones de metano globales, al igual que el CO2, se derivan de actividades humanas, primordialmente agrícolas y de producción de energía, específicamente los sectores del gas natural y del petróleo. En México, el escenario es muy similar, de las 669 millones de toneladas de CO2eq[1] que se emitieron en el país, el metano fue el segundo que más contribuyó, con un 20% del total. Los sectores que más contribuyeron a esas emisiones fueron el agropecuario (47%), el de residuos sólidos y aguas negras (30%) y los sectores de petróleo y gas (22%).

 

Respecto a la agricultura, las excretas de vacas fueron la principal fuente, mientras que en el caso de residuos fue la incorrecta separación de basura que cada año provoca el envío de sólidos a rellenos sanitarios, así como la falta o el inadecuado tratamiento de aguas residuales industriales. Para el sector del petróleo y gas, las principales emisiones se deben a fugas en los procesos de elaboración y distribución de combustibles.

¿Cómo se pueden reducir las emisiones de metano con acciones gubernamentales y empresariales?

 

Para mitigar las emisiones provenientes de cada una de estas actividades, México y otros países del mundo ya implementan soluciones, por ejemplo, para el ganado, van desde cuidar la alimentación de las vacas y los puercos con dietas especiales, hasta infraestructura para aprovechar el metano y producir energía como los biodigestores. En el caso de las aguas residuales, se han identificado tecnologías de tratamiento de aguas para disminuir las emisiones como son el tratamiento anaeróbico con recuperación de metano, la elaboración de composta y la producción de energía como el biogás.

No obstante, los temas de residuos sólidos y fugas en las actividades energéticas son mucho más complejos, ya que, el primero requiere de programas educativos, actualización y vigilancia de legislación vigente a nivel estatal y municipal, así como mejoras considerables en el proceso de recolección de basura que es diferente en cada rincón del país.

Para el segundo, es necesario fortalecer y crear nuevos marcos regulatorios para la industria y, además, la integración de nuevas tecnologías para mitigar las emisiones en las plataformas petroleras y pozos de gas, han demostrado ser complejas y hasta muy costosas y a pesar de que México ha implementado algunas como la recuperación de vapores y programas de detección de fugas, las emisiones de metano por parte del sector siguen siendo altas.

 

Iniciativas de reducción de emisiones de metano en las que participa México

Además de estas acciones concretas que involucran el uso de nuevas tecnologías, México es parte de diversas iniciativas globales para reducir las emisiones de metano e intercambiar buenas prácticas para lograrlo, entre ellas destacan las siguientes:

 

  • Iniciativa Global de Metano (Global Methane Initiative): Es de carácter público-privado y promueve proyectos que sean rentables y se enfoquen en la reducción y recuperación de metano para usarlo en otras actividades económicas.
  • Coalición de Clima y Aire Limpio (Climate and Clean Air Coalition, CCAC): Es una alianza para mejorar la calidad del aire que se enfoca en contaminantes climáticos de vida corta como el metano,
  • Iniciativa del Clima del Sector Gas y Petróleo (Oil and Gas Climate Initiative, OGCI): Conformada por diez petroleras internacionales que se plantearon el compromiso de reducir 20% de sus emisiones de GEI en un periodo de 10 años. Su trabajo tiene como prioridad la reducción de emisiones de metano y la eficiencia energética.
  • Alianza de América del Norte para el Clima, Energía Limpia y Ambiente: Canadá, México y Estados Unidos se comprometieron a reducir en conjunto, de 40 a 45% de las emisiones de metano para 2025 por medio de regulaciones para los sectores de petróleo y gas, agricultura y residuos.

¿Qué puedes hacer tu?

  1. Infórmate sobre la correcta separación de residuos, cada ciudad puede tener su propia regulación, nosotros te recomendamos revisar esta infografía para que tu separes desde tu casa fácilmente: https://www.pinterest.com.mx/pin/323625923213935515/. ¡Revísale y compártela!
  2. Ten un lombricompostero en casa, sirve para alimentar a tus plantas y reducir emisiones de metano de forma significativa; puedes elaborar el tuyo o comprar uno. Es muy fácil y no necesitas un jardín para hacerlo.
  3. Consume local y menos carne de res, puerco y pollo. Al principio puede ser un reto, te recomendamos que cada semana te propongas un día en específico y así hasta que llegues unos cinco días sin consumo de carne.
  4. Sustituye la carne responsablemente por otros deliciosos alimentos que aportan las mismas propiedades, en internet hay muchísimas recetas deliciosas.

NOTA: Si estás considerando hacerte vegetariano, es muy recomendable que consultes a un nutriólogo para que no repercuta en tu salud el cambio.

 

¡Comparte esta información con otros! Te invitamos darle compartir a nuestra infografía, para que más personas se sumen a combatir la crisis climática con pequeñas acciones que cuentan mucho.

 

[1] CO2 equivalente es una métrica que se asigna a la suma de los diferentes GEI emitidos al multiplicarlos por el potencial de calentamiento que tienen con respecto al CO2, esto, de acuerdo con metodologías del IPCC y cálculos hechos por diferentes autoridades gubernamentales en cada país. Por ejemplo, las emisiones de metano se multiplicaron por 28 y se sumaron al resto de los gases.